La riqueza no reside en el dinero, sino en la capacidad de convertir en real aquello que se esconde en la imaginación.